Las Molduras de Artesanía

LA ARTESANÍA EN LOS MARCOS

 

Uno de los aspectos que es más desconocido de las molduras que utilizamos los enmarcadores profesionales, es la forma en la que están elaboradas.

Excepto algunas fabricadas en materiales plásticos, que son de dudosa calidad y es por ello que en Sala Picaso nunca las utilizamos, y las de aluminio que sí que son un material de calidad y que nos ha dado muchas soluciones para enmarcaciones contemporáneas, la gran mayoría de las molduras están fabricadas en base de madera.

Plato artístico enmarcado con aluminio blanco satinado

La madera utilizada depende de varios factores, pero sobre todo de la decoración que lleve finalmente la moldura; si la madera va a quedar vista se utilizan maderas nobles que den un buen carácter al marco terminado; así los ayús, los ramines, los pinos, las hayas son las maderas más utilizadas y en su mayoría obtenidas de bosques calificados como sostenibles. Si la decoración de la moldura no va a dejar vista la madera (oros, platas, colores o chapeados de maderas, etc.) la base de las molduras serán maderas en las que se prime mas la durabilidad y resistencia a las torceduras de las mismas que su presencia.

Si la moldura será un perfil con talla, éste se realiza con moldes muy precisos que depositan una capa de pasta de madera sobre la moldura base y forma el relieve o talla de la moldura.

 

Una vez que está elaborado el perfil, esto es la base de madera con la forma, se procede a su decoración y es aquí donde quería hablar de la artesanía, ya que una gran mayoría de estas molduras están decoradas con procesos artesanales y manufacturadas aun en nuestros días.  Las doradas y plateadas son, en la mayoría de los casos que utilizamos en Sala Picaso ,  realizadas a través de superponer sobre la madera hojas de pan de oro o pan de plata sobre el boll tradicional; después se le termina de diferentes maneras, pero siempre llevan un bruñido de piedra de ágata y un final.

Las decoradas con colores , decapadas, etc… también llevan normalmente un proceso manual de pintura, frotado, decapado, terminación, y otros.

Es por ello que cuando tenga en sus manos un marco de estas características, valore su forma de estar hecho a mano en la mayoría de los casos.

Pero cuando nos referimos a una moldura artesana, en realidad nos estamos refiriendo a una moldura que ha llevado un proceso manual de elaboración desde la base hasta su finalización, y que normalmente utiliza técnicas que no han variado en siglos y materiales nobles y de primera calidad. Así en esta secuencia demostramos las diferentes fases de elaboración de un marco denominado “de artesanía”.

Marco con los procesos de una moldura artesana

(cortesía de Antonio Díaz e Hijos- Adhisa)

Sobre la base de madera y una vez ingletados los lados del marco, se procede al dibujo de la talla que llevará este marco y se proporciona para que todos los lados queden simétricos y las esquinas también. (fase 1)

  • En ese momento se lleva a cabo la talla de la madera base con formones y gubias, llevada a cabo por artesanos experimentados; este proceso, y dado que cada marco tiene una medida y proporción en sus tallas y que depende de la medida del marco no puede ser realizada por procesos mecánicos de copiadoras o similares. (fase 2)
  • Luego se prepara la base para la decoración que en el caso de un pan de oro o de plata es una base de escayola y posteriormente el bol, también llamado rojo ingles. (fase 3)
  • Posteriormente se procede a colocar las hojas de pan de oro o plata sobre la base y posteriormente a bruñirlas con la piedra de ágata y al final darle la pátina de acabado. (fases 4,5 y 6)

De esa manera queda terminado lo que denominamos un marco artesano, uno de los procesos más desconocidos de la elaboración de un elemento decorativo.

    

Fase 1                                           Fase 2                              Fase 2 (bis)

   

Fase 3                                                       Fase 4                                               Fase 4 (bis)

 

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre un marco decorado de una manera artesana y otro que podríamos denominar “de artesanía”?-

Pues bien , vamos a estudiar dos fotografías de dos ingletes (unión en ángulo recto de la barra de moldura vertical y la horizontal de un cuadro).

  

           fotografía 1                                                                    fotografía 2

En la primera de las fotografías vemos un marco que la decoración es artesana, es decir, que el dorado es pan de oro realizado a partir de hojas de pan de oro dispuestas a mano sobre una base de bol o rojo inglés a la manera tradicional, que también se ha bruñido con una piedra de ágata y que el resto de la decoración es una policromía frotada y realizada también de una manera manual por artesanos. Sin embrago la talla de la moldura está realizada por una máquina de rodillos en pasta de madera y sobre barras de 3 metros. Esto quiere decir que la longitud de la forma de la talla es siempre la misma y para adaptar el marco a la medida requerida por el cliente se corta y se ensambla, quedando al azar la mejor o peor coincidencia de las esquinas.  Aun en el caso de que pudieran coincidir muy bien la presencia es la que vemos en la  fotografía 1.

No obstante la terminación final de un marco con una moldura como la de referencia, es muy digna y enmarca muy bien la obra, con empaque y con calidad.

Sin embargo en la fotografía 2 vemos la esquina de un marco que se ha desarrollado desde el comienzo de una manera artesanal.  Se han dado los pasos que describíamos en líneas anteriores y por ello las esquinas coinciden perfectas y al realizarse la decoración sobre el marco ya tallado, ésta es continua sin presentar ningún corte del inglete.

 

  

  

Tareas de colocado de hoja de pan de plata y de bruñido con piedra de ágata sobre marcos artesanales.

(cortesía de Gorkart – Gorka Arejuela)

LOS ESPEJOS

 LOS ESPEJOS

• Consideraciones sobre los espejos:
Desde el principio los espejos han ocupado un lugar importante en nuestras viviendas. No se concibe un baño, por ejemplo, sin un espejo que nos permita realizar las funciones propias del aseo, o un vestidor que no disponga de uno largo y estrecho que nos permita ver como nos queda una ropa o unos zapatos.
Pero aparte de este sentido funcional de los espejos, cada vez más son usados como un componente de decoración sin perder su funcionalidad; y es ahí donde la elección del enmarcado de los espejos cobra especial importancia.
• Cuál es la diferencia entre buscar un marco para un espejo o enmarcar otro objeto?.
La enmarcación de un espejo tiene unas peculiaridades que lo diferencian de otras enmarcaciones ; en esos casos la moldura elegida, el paspartú y otros accesorios, tienen que tener una clara relación con el objeto que se pretende enmarcar. Sin embargo, en un espejo, el marco no se debe atener a otros criterios mas que los de complementar una decoración general del lugar donde se va a ubicar, y esa libertad permite la elección de enmarcajes mas arriesgados, mas rompedores, mas adaptados al entorno.
Debemos tener en cuenta que un espejo, por ejemplo en un salón, cuyo marco no tenga una presencia y su elección no haya sido acertada para el entorno, será un fracaso decorativo.
En general los enmarcados de los espejos deben de ser más libres, más adaptados al entorno y las molduras más anchas y con una acusada presencia en su decoración y en sus formas.
•¿ Qué aspectos se deben de tener en cuenta a la hora de ubicar un espejo?
Como norma general nunca debemos de olvidar una obviedad: y es que los espejos reflejan cosas. Eso quiere decir que además de pensar la medida y la decoración del marco debemos de tener en cuenta esa cualidad para no cometer errores y para aprovechar esa cualidad:
Analicemos los diferentes lugares donde se pueden ubicar:

Salones. Es un acierto poder ubicar un espejo, en los salones donde hay dos ambientes, sobre la pared de la mesa de comer que queda más opuesta a la otra parte del salón; porque? Piense que en primer lugar va a dar la sensación de mas espacioso el propio salón pero sobre todo debemos tener en cuenta lo siguiente: Pensemos una situación en la que haya 4 comensales; normalmente dos quedarán de frente al resto del salón, pero los otros dos quedan frente a la pared; si ubicamos en ese lugar un espejo con una moldura acertada, a esos comensales les “abriremos una ventana” por la que podrán visualizar el resto del salón, normalmente la parte mas noble del mismo. Otra ventaja de esta ubicación es que normalmente esta pared suele ser la que está enfrentada a la ventana del salón y por lo tanto nos reflejará la luz que por ella entre generando una luminosidad mayor al espacio.
   • Una buena idea es ubicar un espejo en la zona de comedor del salón, en la pared enfrentada a la parte de estar del mismo.


• Entradas. En este espacio, que normalmente suele ser reducido, un espejo siempre nos dará la sensación de espacioso y nos dará mas luminosidad a ese lugar. Hay que tener cuidado, en todo caso con lo que refleja, ya que si de dispone frente a la puerta de entrada siempre reflejará nuestra espalda. Lo normal es ubicarlo sobre un mueble de entrada y en estos casos es conveniente tener en cuenta dos reglas muy simples: el espejo nunca debe ser más largo que el mueble sobre el que se coloque y la distancia entre ellos no debiera ser superior a los 15 cmts. No importa si algún adorno situado sobre el mueble “invada” el espejo, mas bien suele resultar un buen efecto.

  Un espejo en una entrada nos dará una sensación de amplitud en un espacio que generalmente carece de ella
• Pasillos. Es difícil dar unas pautas generales dadas las diferentes configuraciones de los pasillos y dado que normalmente suelen ser estrechos si se piensa en disponer une espejo este debiera situarse en la pared final del pasillo, creando así una sensación mayor de largura; en las paredes laterales será difícil acertar dado que la estreches del espacio impedirá que refleje ninguna parte del mismo y no conseguiremos ningún efecto positivo. En algunas ocasiones hemos utilizado el recurso de colocar varios espejos verticales y estrechos en paredes laterales precisamente para reducir la sensación de largura en pasillos que así lo aconsejan por su longitud excesiva.
• Vestidores: Este es uno de los lugares donde la utilidad del espejo es fundamental , pero además de eso puede ser un complemento decorativo acertado. Aquí es fundamental una buena elección en la medida y normalmente aconsejamos buscar una proporción muy larga y estrecha; normalmente se tiende a pensar que si es estrecho no vamos a poder vernos bien, pero si hacemos una prueba veremos que con 30 cmts de ancho de luna es suficiente para desarrollar su función. Por ello el desarrollar una medida muy larga frente a una proporción muy estrecha consigue un efecto decorativo sorprendente y diferenciador.

  En un vestidor se puede conseguir un buen efecto decorativo forzando mucho la diferencien entre el alto y el ancho del espejo.
• Baños. Este es, lógicamente el lugar por excelencia de la colocación de un espejo y también el lugar donde el marco puede pasar más desapercibido, dando un aire más funcional al resultado. No obstante, a pesar de ello, puede a veces pensarse en una solución mas original y arriesgada, llegando incluso a enmarcar el espejo con molduras llamadas de “estilo”, talladas y consiguiendo un efecto teatral y sorpresivo.

 Una talla de calidad en el espejo diferenciará con calidad su baño

 

 

 

 

• Dormitorios. Hay algunas paredes muy apropiadas para la ubicación de espejos, sobre todo si no se dispone de vestidor, y es en las paredes enfrentadas al cabecero y en el espacio que queda entre la cama y la pared, la especie de pasillo que suele quedar en esos espacios y que permiten alejarse y poder utilizar el espejo como vestidor: Por ello las medidas ahí vuelven a ser las que hemos comentado antes para los vestidores, es decir, muy largas y estrechas.

– Hay diferentes modelos de lunas?.
Así como hemos hablado de los marcos también hay lunas diferentes, imitando antiguas, oxidadas, haciendo aguas, que permiten a veces conseguir un efecto decorativo interesante. No obstante la mayoría de las veces estas lunas perturban el efecto de luminosidad, de apertura, de reflejos que hemos planteado anteriormente.

¿Y los biseles?

El bisel, ese final que a veces se realiza en las lunas y que es una terminación inclinada de unos 3 cmts. En los bordes de la luna, era muy utilizado en decoraciones clásicas y aun hoy, y si buscamos crear un efecto clásico podemos utilizarlo, aunque paradójicamente en algunos montajes realizados sobre molduras llamadas “cajones americanos”, hemos recurrido a los biseles para crear un final menos brusco en el perímetro de la luna. En Sala Picaso le orientamos sobre estos montajes, difíciles de explicar en este blog.

Podemos concluir, por lo tanto, que los espejos son, además de complementos que cumplen una función determinada, pueden ser un buen recurso decorativo cuyo éxito depende de la elección de su enmarcaje, de la medida que se plantee y de la pared donde pensemos ubicarlo.

Sin lugar a dudas los consejos de un profesional, que podemos brindarle en Sala Picaso,le garantizarán un éxito en su elección.